El paso del tiempo en Roberto Innocenti

Si algo caracteriza las ilustraciones del gran Roberto Innocenti es la melancolía. Por eso ilustra historias de otras épocas y las detalla con una exhaustividad asombrosa. Transmite e inspira el deseo de viajar en el tiempo, de visitar lugares que parece que ya conocemos gracias a la finura de su trazo. Es autodidacta, pero su trabajo demuestra un gran conocimiento del arte italiano, páis donde nació hace 70 años.

También esconden sus ilustraciones un serio trabajo de documentación histórica, de forma que podemos encontrar entre las páginas de sus libros personajes y objetos que existen en la realidad y que todos conocemos si sabemos leer entre líneas (líneas dibujadas).

Acaba de editar Kalandraka su último trabajo, y es de agradecer pues gran parte de su obra está descatalogada en nuestro país. La casa es uno de los grandes libros de Innocenti, representativo de todo su arte y un título indispensable en la biblioteca del niño o del adulto.

Estructurado de forma poco convencional, nos presenta la ilustración de una casa, habitada y vivida desde 1656 y copia-de-doc089hasta nuestros días. Es de nuevo el paso del tiempo, esta vez secuenciado de forma que tenemos acceso lineal a la forma de vivir y a la historia europea de los últimos siglos.  La casona de piedra, como personaje protagonista, es construida, habitada, abandonada, descubierta de nuevo, en ella nacen niños, se celebran bodas, se vela a los muertos, se acogen refugiados o soldados liberadores. Hasta que finalmente, un huracán, la tecnología, consigue destruir lo que supo mantenerse en pie durante cientos de años… para renacer de sus cenizas en el siglo XXI.

Otros libros suyos que pueden encontrarse en las librerías: Rosa Blanca, El último refugio, Pinocho y La historia de Erika.

Tags: , , ,

No se permiten comentarios.