Solemne Ceremonia de Entrega del Premio del Microcrítico 2010

Este año tuvimos una hermosa fiesta del Microcrítico. Una tarde preciosa, una calle peatonal limpia y con arbolitos, una mesa con ricas viandas y una torre de cajas mágicas. La ilustradora Aitana Carrasco, recién llegada de Valencia para oficiar el Solemne Acto de Entrega de los Premios a las Mejores Microcríticas 2010, trajo consigo a la sinpar Clotilde, y todos y cada uno de los Microcríticos tuvieron que besar a la dama para recibir su libro de regalo y su trofeo: una de las cajas de la arquitecta Carmen Fajardo, que este año contenían un secreto, como se puede ver en la galería de fotos (más abajo).

Los microcríticos fueron llegando puntuales a la cita y, con grandes nervios, recogieron sus regalos a medida que iban siendo nombrados por Aitana y Clotilde. Por fin, los premios: un empate en la categoría de Benjamín y uno muy esperado en la categoría de Alevín. Hay que decir que la competencia fue dura, pues el nivel de las reseñas de este año era muy alto. Se nota que nuestros concursantes se esmeran cada año que pasa. [Un poco más abajo publicamos las Microcríticas ganadoras]. Uno de los microcríticos ganadores no pudo recoger su premio el día de la fiesta, por lo que le hicimos Solemne Entrega durante el fin de semana en La Mar de Letras. Martina, pues así se llama la niña ganadora, se vistió para la ocasión con un precioso traje oriental.

Después, la despedida: limonada y galletas de mantequilla para los niños y un vino para sus padres. La fiesta continuó hasta bien entrada la noche, con Aitana dibujando y firmando tarjetas para los niños. Al final le dolía la mano y Clotilde tuvo que ayudarle a llevar su maleta a la estación de tren.

Microcríticas ganadoras en la categoría de Benjamín.

El tunel, de Anthony Browne (Fondo de cultura). Me gusta mucho este cuento. Me gusta cuando se ríen al final y lo mejor es cuando se abrazan los niños porque lo hacen muy fuerte porque se quiere mucho, porque se han encontrado después de que la niña estuviera llorando. Cuando se convierte el niño otra vez en niño, salen flores en el suelo y eso es muy bonito.

(Martina Carnero, 4 años, ha ganado el Premio, en empate, por su gran sensibilidad a la hora de apreciar la dimensión simbólica del cuento, por su capacidad de síntesis y por su empatía con el personaje protagonista)

Charlie y la fábrica de chocolate, de Roal Dahl (alfaguara). Me gusta porque tiene mucho chocolate y tiene muchos capítulos y algunos días me leen uno y otros no. Mi personaje favorito es Charlie, porque gana el premio y no se mete en ningún lío como los otros niños. Me gusta el ascensor de cristal y también el río de chocolate. Es muy gracioso cuando Violet se convierte en arándano. Me gusta cuando mamá me canta como los Oompa Loompas.

(Mario Prada, 4 años, ha ganado el Premio, en empate, por su capacidad de observación, por su agudeza y por el entusiasmo con el que expresa su golosa pasión por el libro)


Microcrítica ganadora en la categoría de Alevín.

100 greguerías ilustradas, de Ramón Gómez de la Serna y César Fernández Arias (Media Vaca). Este libro no es una novela, cada página es una micro historia diferente, en una te partes de risa, mientras que en otras no dejas de sorprenderte, sin embargo, en ocasiones no sabes ni lo que estas leyendo.  100 Greguerías Ilustradas es un peligro, si lo empiezas no puedes dejarlo, ¡es increíble! Las ilustraciones de este libro me han dejado pasmado desde la primera página, si solo fuera de ilustraciones os aseguro que también me habría gustado. Y eso que solo son a dos colores. Este libro es como el patito feo, es diferente a los demás, pero no por eso  es peor, ni lo penséis, de hecho es uno de los libros que más me ha gustado, os lo recomiendo. Alejandro Lledó de Torres, 10 años

(Alejandro Lledó de Torres, 10 años, por su valiente disposición a dejarse sorprender por la lectura y sumergirse en las fauces de las vanguardias y por revindicar el valor de lo diferente)


Tags:

No se permiten comentarios.