Lecturas para el verano, de 10 a 12 años

Si por algo se caracteriza esta etapa es por el entusiasmo y su gusto por el debate y la discusión. Es un periodo estupendo para fomentar la lectura y su deseo de conocimiento. Es el momento de proponerle retos, novelas con estructura sencilla y argumentos apasionantes, relatos y cuentos que pongan en marcha su imaginación y le proporcionen la ocasión de descubrir facetas que antes le pasaban desapercibidas. Os proponemos varios títulos pero recordad que hay muchos más en nuestra biblioteca básica.

El libro del cementerio

Neil Gaiman – Roca Editorial

Un libro imaginativo, narrado con maestría, que te engancha desde la primera página.

Escuchad esta trágica historia: una familia que duerme, un asesino sin compasión y una criatura aventurera, un huérfano que escapa de la muerte. ¿O no?
El pequeño escapa del peligro y consigue gatear hasta lo más alto de la colina. Detrás de la valla que se encuentra, existe un lugar oscuro y tranquilo, un cementerio lleno de una vida especial. El niño es recibido allí donde los muertos no duermen y todos los que allí habitan deciden brindarle su protección, porque fuera, tras la valla que separa a la ciudad de sus fantasmas, el asesino vil espera pacientemente.

Las brujas

Roald Dahl

Editorial Alfaguara

Una historia genial en la que un niño de siete años debe enfrentarse a un grupo de brujas que comparten el mismo hotel en el que él pasa las vacaciones con su abuela. Intriga, emoción, humor y buenos consejos para distinguir a las brujas que se ocultan entre nosotros.

Roald Dahl tiene un montón de historias fabulosas para hacer “amantes de la lectura”: Los Cretinos, Zuperzorro, Danny campeón del mundo, La maravillosa medicina de Jorge, James y el melocotón gigante, Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate…

Jim Boton y Lucas el maquinista

Michael Ende

Editorial Planeta

Un maquinista de tren llamado Lucas vive junto a su locomotora Emma en Lummerland en un país extraordinariamente pequeño (que además es una isla), ya que en él conviven un rey llamado Alfonso Doce-menos-cuarto, un hombre llamado Manga que siempre está paseando con un sombrero hongo en la cabeza y un paraguas cerrado bajo el brazo, así como una mujer grande y gorda con las mejillas rojas como una manzana llamada señora Quée. Todas estas personas viven en este país que, dice Ende, es más o menos el doble de grande que nuestra vivienda y está ocupado en su mayor parte por una montaña con dos picos, uno alto y el otro más bajo. De repente un día llega un gran paquete en un barco correo con una dirección muy extraña y al abrirlo aparece un niño, un niño negro al que ponen por nombre Jim. Con el tiempo Jim se va haciendo mayor y, claro, ¡¡el país es muy pequeño! Vaya problema para el rey, que llama a Lucas y le dice que tendrán que desprenderse de Emma, la locomotora. El maquinista cabizbajo se retira y decide que si tiene que irse ella ál también lo hará. Para Jim su mejor amigo es Lucas y no quiere dejarle, por lo que resuelto le dice que él también se va con ellos. A partir de este momento estos tres personajes, Jim Boton, Lucas el maquinista, y la locomotora Emma empiezan a vivir las más extraordinarias aventuras.

Voces en el parque

Anthony Brown

Editorial: Fondo de Cultura Económica

Varias personas se encuentran en el parque. Carlos va con su mamá y con Victoria, su perra labrador. Smudge va con su papá y su perro. Todos son diferentes y ven las cosas de distinta forma. ¿Te imaginas qué pasaría si pudieras saber cómo cada personaje ve el mundo y a los demás?
En este libro las historias se superponen y cambian de perspectiva. Nos hace imaginar realidades diferentes y acercarnos a nosotros mismos. Vale la pena mirarlo con cuidado, te sorprenderá.

El árbol rojo

Shaun Tan

Editorial: Barbara Fiore

A veces el día empieza vacío de esperanzas. Una joven se despierta y en su cuarto caen hojas ennegrecidas que amenazan con aplastarla. El autor nos describe el día de la joven, retratando un mundo de sueños en el que lo fantástico se transforma en realidad, un viaje desde la desesperación a la esperanza. La joven, sin nombre, camina cabizbaja por las calles de un mundo surreal seguida por un gran pez que flota sobre ella. Lucha para determinar quién se supone que tiene que ser, quién se supone que es o dónde está. Al final del día, cuando parece haber perdido toda ilusión y vuelve a su cuarto encuentra una hoja roja, presente en cada página del libro, que con la esperanza se convierte en un vivo y brillante árbol rojo.

No se permiten comentarios.