Los genios no paran

Jimmy Liao es feliz, no se preocupa, lo cual es un alivio para su legión de seguidores, entre los que me cuento, que aguardábamos con ganas su nuevo libro. “Soy feliz, no me preocupo… soy yo quien tiene preocupado al mundo” es una joya llena de delicados recovecos, preguntas inquietantes, declaraciones increíblemente hermosas, poesía en estado puro, rincones oscuros que producen desconcierto… Jimmy Liao habla de cuestiones muy difíciles de abordar, de aquellas cosas que sólo revelamos en la intimidad o que únicamente reconocemos ante nosotros mismos. En esta ocasión salen a relucir nuestros temores, a veces tontos, a veces trágicos, a veces tan personales que nos sorprende que alguien más los comprenda. Sin embargo ahí están, compartidos por el común de los mortales, ligados a esas personas que se preocupan por ti, que forman parte de tu vida y para los que no dejas de ser un motivo de preocupación. Su ilustración, delicada y hermosa, se adentra en la innovación narrativa dejándote en suspenso.

Regresa Shaun Tan, otro autor de culto, esta vez con “El visor”, basado en un texto de Gary Crew y primer álbum ilustrado de Tan. El visor narra una historia inquietante en la que a través de un extraño objeto el protagonista ve la historia de la humanidad. Destrucción, violencia, misterio… una ambiente estupendo para el genio futurista de Shaun Tan que es único creando artilugios tan surrealistas como sorprendentes. Ha sido un placer volver a sumergirse en el universo de ficción de este autor, tras sus últimas obras, “El rey pájaro” y “Esbozos de una tierra sin nombre”, centradas en el oficio de ilustrar.

No se permiten comentarios.