Llueva o truene…

Parece que la Semana Santa viene con mal tiempo y ya se sabe que ante esto lo mejor es poner buena cara, sobre todo si tenemos en casa (o cualquier establecimiento vacacional) a unos peques con mucho tiempo libre y poco parque para jugar. Los libros son buenos compañeros en cualquier momento y más  si la situación es de encierro forzoso y, además, contamos con líneas editoriales para todos los gustos. Pocas cosas hay mejores que una buena historia pero tampoco es cosa de hacerle ascos a esa extensa gama de pasatiempos, juegos y manualidades varias que las editoriales nos ofrecen. El recorrido es amplio, en él se incluyen desde los juegos para ir de viaje hasta las pegatinas más chulas del mundo. En estos avatares la editorial Usborne brilla con luz propia ya que dispone de un abanico amplio adaptado a las diferentes franjas de edad. No se quedan atrás otros grupos entre los que destacamos a Combel que ha actualizado su línea de actividades educativas para practicar con números y letras con diversión asegurada pero, sobre todo, por la publicación de su primer animalario. Una propuesta lúdica con momentos brillantes y muy originales nacidos de la fabulosa Carmen Queralt, una ilustradora que nunca defrauda y que tiene una visión tan particular como reconocible, y de la ingeniosa Angels Navarro, experta en juegos y autora de libros con los que crear y aprender . Este binomio ha dado como resultado este estupendo “Animalario” en el que, a primera vista, los animales son normales pero ¡Ojo! porque no lo son. Se esconden, cambian de color, se intercambian partes del cuerpo… Cada página es un reto en un libro que promete largas horas de diversión. Por si esto fuera poco el libro incluye un memory y 12 piezas reversibles para que cada niño cree su propio animal fantástico.  Desde La Mar de Letras os invitamos a que descubráis este y otros tesoros que os aguardan en la librería.

No se permiten comentarios.