Dautremer y Lacombe nos sorprenden esta Navidad

Rebecca Dautremer y Bejamin Lacombe tienen mucho en común. Ambos son franceses, ambos son ilustradores conocidos con legiones de seguidores (algo inusual en el mundo de la ilustración), y ambos publican con Edelvives en nuestro país, editorial que tiende a lanzar las novedades de estos “superstar” a finales de año. Pues bien, estos dos pesos pesados de la ilustración nos han sorprendido esta Navidad con propuestas novedosas e inesperadas en su trayectoria profesional.

Rebecca Dautremer se estrena en el mundo adulto ilustrando, nada más y nada menos, que “Seda” de Baricco. Es casi un milagro que Baricco, celoso y fiel guardián del laconismo y la sobriedad de su novela, haya consentido en dar el visto bueno a esta versión ilustrada. La explicación es obvia, admira el trabajo de Rebecca y sintoniza con ella  plenamente. Una visión que debemos agradecer a los promotores de la edición francesa que han sido capaces de “conectar dos voces creativas que convergen en la levedad y en la idea de belleza como algo esencial y ligero.”

“Seda” es una novela inolvidable, un imprescindible en los clubes de lectura y un texto más que recomendable para los que gustan de la buena literatura. Narra la historia de amor de un comerciante francés de huevos de seda y la amante de un magnate japonés. Es una historia de amor ambientada como un libro de viajes en el siglo XIX donde las verdaderas protagonistas son las tres mujeres que marcan el rumbo de este europeo errante Es casi una fábula oriental, sutil, concisa, sugerente. Este texto maravilloso ha sido transformado por Rebecca Dautremer en imágenes igualmente maravillosas. Bien documentada, la ilustradora nos muestra códigos que no habíamos visto con anterioridad en su obra. Deja atrás la ingenuidad de las historias para público infantil y se adentra en un mundo de pasiones que se cruzan a la vuelta de cada página. Un imprescindible para los seguidores de Rebecca y para los amantes del libro ilustrado.

Benjamín Lacombe es inconfundible por el tinte gótico que tienen sus personajes, especialmente cuando se trata de personajes tan conocidos en la literatura infantil como Blancanieves. En él no es extraña la incursión en el libro ilustrado ni el trabajo con textos “adultos” como el formidable “Cuentos macabros”, con los cuentos de Poe, o el clásico de Victor Hugo “Nuestra Señora de París”. Esta Navidad se ha lanzado a la aventura con un nuevo proyecto de la mano de la cantante Olivia Ruiz, el sorprendente “Swinging Christmas”. Ambos han creado un cuento navideño protagonizado por la música de jazz y el poder de la palabra para contarnos como la magia se abre paso en la vida de un niño de 9 años que tiene dificultades para disfrutar de los libros debido a la dislexia. A través del jazz el niño abre las puertas de su corazón y su mente para que las palabras lleven su mensaje. Disfrutar de esta historia, deleitarse con las ilustraciones de Lacombe, es más completo si lo acompañamos con la banda sonora de “The Red Band Orchestra” que acompaña el libro. Como colofón de este regalo navideño podemos disfrutar de la primera exposición de Lacombe en España que estará hasta el 26 de enero en el museo ABC.

Tags: ,

Deja una respuesta