Risas ilustradas

El humor tiene hueco en el mundo del álbum ilustrado, una certeza que se reafirma año a año con nuevos títulos que pasan a engrosar el listado de recomendaciones para reír sin cortapisas con los peques de casa. Pocas cosas hay más satisfactorias que ver cómo disfrutan nuestros niños con una herramienta tan poderosa como el humor, sobre todo cuando aparecen esas risas profundas que te alegran la vida. En el mundo infantil hay humor sutil, absurdo, escatológico, tierno, irónico, comprometido… y grandes maestros como Lobel y Janosch. En 2013 ha habido unos cuantos títulos dignos de reseñar que os recomendamos, sobre todo, para niños y niñas a partir de 4 años.

Voy a comedte

Jean.Marc Derouen

Kókinos

La situación de partida es tan cómica que se gana al lector desde la primera página. Un lobo malvado y hambriento se dispone a cazar en el bosque pero su grito de ataque tiene un pequeño inconveniente, el lobo habla fatal y no se le entiende. A partir de aquí se ponen en juego el ingenio y la picaresca en un álbum arriesgado e innovador que da mucho juego.

Atrapados

Oliver Jeffers

Fondo de Cultura Económica

Oliver Jeffers es genial lo que explica “este libro genial, de un adulto genial, sobre los aspectos más geniales de ser niño: una magnífica definición de lo que es un álbum ilustrado. El autor plantea, con gran sentido del humor, sin moralejas ni dobles intenciones, cómo reaccionar ante los contratiempos.” La historia es sencilla, todo comienza cuando la cometa de un niño queda atrapada en un árbol, la imaginación será el límite para intentar bajarla arrojándole de todo.

El día que se comieron a Luis

John Fardell

Juventud

La historia te atrapa desde el principio porque quién podría resistirse ante una aventura que arranca con una inocente excursión interrumpida por un monstruo tragón que se come a Luis. A partir de ese momento, su hermana Sara se dedica a intentar rescatarle ya que sabe que los “comilones” se tragan a sus víctimas enteras. La misión se vuelve casi imposible cuando los monstruos se dedican a comerse entre ellos, menos mal que Sara sabe como enfrentarse a las dificultades y discurre una solución. La galería de monstruos es hilarante y el ritmo frenético, acentuado por una combinación de texto e imagen que da muy buenos resultados.

Doña Eremita, reina de la carretera

Quentin Blake

Ekaré

Doña Eremita es un personaje muy de Quentin Blake, una señora estrafalaria y creativa que se enfrenta a grandes retos con las máquinas. Si en “Doña Eremita sobre ruedas” se dedicaba a perfeccionar el rendimiento de su bicicleta, en esta nueva entrega hace todo lo contrario ya que recibe un viejo coche al que va despojando de accesorios. La historia desprende buen humor, es entretenida y capta al lector con un ritmo acelerado en el que suceden cosas sin fin. Quentin Blake es uno de los grandes y su estilo abocetado y vitalista tiene un lugar en nuestro corazón, asociado para siempre a Roald Dahl.

Nicomedes el pelón

Pinto & Chinto

Kalandraka

El humor surrealista es marca de la casa de Pinto & Chinto, a quienes debemos historias inolvidables como las que viven en “Minimalario” y “Cuentos para niños que se duermen enseguida”. Nicomedes es puritito humor porque no hay nada como enfrentarse a la calvicie con ideas ingeniosas aunque para ello haya que probar con peluqueros, bailarines y hasta abuelas haciendo calceta. Sonrisas aseguradas para toda la familia mientras el protagonista intenta recuperar su tupida mata de pelo pelirrojo “con unas ilustraciones muy expresivas y llenas de colorido, para contarnos que casi ningún problema es tan importante como para no encontrar una salida más ventajosa y hacer de un relativo ‘defecto’ una gran virtud.”

Las gafas de ver

Margarita del Mazo & Guridi

La Fragatina

Margarita del Mazo y Guridi unen fuerzas para contarnos la historia de Carlitos, un niño pequeño y bajito que sólo tiene ojos para Inés. Sin embargo es invisible para ella, por más que lo intenta, Inés no le ve, ni siquiera cuando se pone gafas de ver. Ni corto ni perezoso él también se hace con unas gafas y entonces descubre algo que no había sospechado que existiera. Ser invisible no es siempre un superpoder , muchas veces es una maldición, un reto o una oportunidad inesperada.

Tags:

Deja una respuesta