Sorprender con libros

Es tiempo de regalos, de expresar afecto y reconocimiento a través objetos y detalles. Intentamos dar en el clavo, sorprender a la persona merecedora de nuestros desvelos, y para ello es necesario demostrar complicidad, conocer los gustos y la personalidad del otro. Quizá por estos motivos se dice desde hace mucho que el mejor regalo es un libro, porque va más allá de lo que es necesario para bucear en los deseos del otro saltándose a la torera las campañas de marketing de última hora. La cosa se complica cuando cruzamos la frontera y elegimos el perfume más selecto de la literatura; el álbum ilustrado, quintaesencia de lo mejor de la palabra y lo mejor de la imagen. Os recomendamos tres títulos que nos han gustado mucho en 2013 y que no tienen como destinatarios únicamente a los peques. ¡Atrévete y sorprende con libros!

Hilo sin fin

Mac Barnett & Jon Klassen

Juventud

Hay personas que tienen la extraordinaria capacidad de ver lo bueno en los demás. Son seres que impregnan de amabilidad su entorno más cercano y desprenden optimismo ante la vida. Esta actitud envidiable se hacía patente en “La jardinera”, de Sarah Stewart -editada por Ekaré-, y es el eje central de “Hilo sin fin”. Si Lydia Gracia, la protagonista de “La jardinera”, transformaba un mundo hostil y amargo con su pasión por las flores, Anabel, protagonista de “Hilo sin fin”, llena de color un mundo gris y anodino gracias a una caja de hilos de colores inagotable y a su determinación de tejedora incombustible. Nadie escapa a los hilos de Anabel:; personas, animales, edificios, vehículos… todos acaban envueltos en calor y color. Klassen hace un estupendo trabajo con una ilustración sobria en la que hay muchas cosas por descubrir.

Lectura recomendada a partir de 4 años pero es tan hermosa y profunda que puede usarse con soltura hasta llegar a los 99 años.

La reina de las ranas no puede mojarse los pies

Davide Cali & Maco Somá

Libros del zorro rojo

Inspirado en el cuento tradicional portugués “La reina de las ranas”, esta maravillosa versión de Cali y Somá va mucho más allá. Habíamos visto la edición italiana y fue una sorpresa estupenda encontrarla en castellano con una edición cuidada y delicada de El Zorro Rojo. “La reina de las ranas no puede mojarse los pies” es una fábula sobre el poder, los poderosos y la fuerza de los oprimidos cuando se unen contra las injusticias. Una pequeña corona llega por azar a una charca y transforma la pacífica vida de los batracios en una sociedad injusta y desigual. Es un álbum ingenioso, con unas ilustraciones llenas de detalles y un final sorprendente. La crítica social que alberga, construida a partir de una sencilla anécdota, nos trae a la memoria “Seis hombres”, de McKee, editada también en 203 por Libros del Zorro Rojo.

Lectura recomendada a partir de 6 años pero su mensaje provocador potencia un debate enriquecedor sin límite de edad.

Teléfono descompuesto

Ilan Brenman & Renato Moriconi

Fondo de Cultura Económica

Este álbum es una mina para contadores, mediadores, educadores y todos aquellos que interactúen con grupos y libros. ¿Quién no ha jugado al teléfono estropeado? Es un ejercicio clave para incidir en la importancia de la comunicación y reflexionar sobre los rumores que contaminan los grupos humanos. Del mensaje inicial al mensaje final puede mediar todo un abismo. De esto va este álbum que, en palabras de Virginia Bautista (Excelsior), es “Una verdadera oda a la palabra y a la capacidad de escuchar del ser humano es lo que plantea este libro, pero a través de las imágenes. Unas 28 pinturas-fotografías hilan la realidad con la ficción a través de personajes que se dicen secretos o noticias placenteras, según se deduce por sus sonrisas y su comportamiento alegre. Un bufón le dice algo al oído, nada menos que al rey; este le susurra a un caballero de su guardia, quien comparte el secreto con un buzo; él voltea hacia un pirata y le pasa el mensaje; el pirata se lo comunica a su periquito; éste a un indio de la tribu amazónica, quien le explica algo a un turista con cámara y sombrero.”

“Teléfono descompuesto” es un álbum de gran formato, mudo, con ilustraciones preciosistas y detalladas hasta parecer casi fotografías, imaginativo, sorprendente… Puede adaptarse a edades más tempranas pero funcionará como un reloj a partir de los 5 años y es un elemento unificador para mezclar edades en el ejercicio de la comunicación.

Deja una respuesta