Así es la vida en La Mar de Letras

analuisa_0015De Así es la vida Ana Pelegrín dijo que era un “libro para despertar palabras y diálogos”…  Su autora, Ana Luisa Ramírez, estuvo el pasado mes de noviembre en La Mar de Letras  para contarnos el secreto de este libro que ha resultado ser todo un fenómeno editorial. Ante un pequeño público de maestras y personas interesadas, Ana-Luisa nos habló sobre Así es la vida y desarrolló un taller en el que cada persona asistente creó su propio mapa de la vida. Este es un trabajo sencillo con un libro sencillo que sin orientar a los pequeños hacia lo que deben sentir, les ayuda a expresar lo que de verdad siente. Un libro que no tiene edad y que resulta terriblemente útil para trabajar problemas y traumas.

Ante un pequeño público de maestras y personas interesadas, Ana Luisa nos habló sobre Así es la vida y desarrolló un taller en el que cada persona asistente creó su propio mapa de la vida. Este es un trabajo sencillo con un libro sencillo que sin orientar a los pequeños hacia lo que deben sentir, les ayuda a expresar lo que de verdad sienten. Un libro que no tiene edad y que resulta terriblemente útil para trabajar problemas y traumas.

La autora lo escribió en uno de esos momentos vitales en los que lo único que nos puede consolar es aceptar que la vidanaluisa_00041a es así, y esperar tiempos mejores.  Su hermana Carmen lo ilustró, una pequeña editorial lo publicó y de ahí, el libro despegó solo. (De la niña protagonista, Carmen fabrica y vende la muñeca con gran éxito).

Ya va por la cuarta edición y sin pretensiones ha llegado a las estanterías de las bibliotecas de muchos colegios españoles, pero también de Austria, Indonesia, Argentina,… hasta en Níger una maestra se lo contó a los niños en lengua Hausa. Estamos ante un fenómeno del boca a oreja: pasito a paso, Así es la vida se ha convertido en el best-seller de la editorial Diálogo y en uno de los libros más solicitados por profesionales que trabajan con niños.

Desde la librería siempre explicamos, cuando nos piden un libro para trabajar tal o cual problema -la llegada de un hermanito, una muerte en la familia, un accidente-, que la mejor forma de utilizar un libro con ese fin no con un texto que se dirija directamente al problema. El mejor libro para ayudar a un niño triste o enfadado es aquel que le ayuda a expresar lo que siente, sin dirigirle o sermonearle. Eso es precisamente lo que hace Así es la vida: plantea situaciones, las acepta y desde ahí el pequeño puede empanaluisa_00081ezar a hablar. Se puede leer a un niño a partir de los 3 ó 4 años, pero también ayudará a los adolescentes y adultos.

El encuentro con Ana Luisa fue instructivo y alentador. Fue un placer estar con ella y realizar nosotros también un mapa de la vida. Publicamos algunas de las reacciones de los niños ante Así es la vida, que nos leyó la autora durante su charla:

“Matías, de 8 años, tras escuchar de boca de dos inmigrantes algunas tragedias y fortunas de sus vidas, me llama a voces desde detrás de su sillita escolar en el ángulo de un aula ruidosa. Extiende sus brazos en cruz y me grita sonriente: ¡Que sí,… que así es la vida!”

“Fragmentos de conversaciones en un grupo de niños/as de 4 años tras la lectura del libro (Escuela Infantil Aire Libre. Alicante):analuisa_0030

– Pues yo me aguanto de lo que no consigo.

– Yo un día voy a desear una cosa muy graciosa: ser mayor.

– Sí, comiendo vas a crecer.

– Y durmiendo que cuando duermes también creces, aunque no lo notes, porque eso va muy despacito. Antes mi pijama me venía grande y ahora ya no me viene.

– Yo quiero que mi madre tenga más hijos para jugar con ellos.

analuisa_0033Mi madre ya no quiere hijos, porque está flaca y no quiere engordarse, pero yo sí.

Mi madre tiene tetas gordas.

– Yo deseo tener una moneda de oro, sólo una. Es que yo deseo poco, para que lo consiga.

– A mí me gustaría tener una espada de verdad, pero construida por mí con metal de dos clases.

– Yo deseo ir al circo y a la feria, aunque ya he ido. Quiero repetir.

– Yo, siempre que tengo una legaña (pestaña), mi madre me la coge, me la pone delante y yo sanaluisa_0026oplo y deseo que los deseos de mi hermana no se cumplan.

Yo deseo que tenga un león de verdad en mi casa.

¿Y podrá ser ese deseo?

No, pero lo deseo.

Yo desearía ser un número: el 7.

– Pues yo desearía ser un pájaro.analuisa_0023

– ¡Qué largo es el camino de la vida! ¡Y cuántas cosas tiene para coger!

Observaciones de la maestra:

En sus comentarios asoman los celos, frustraciones, pena, alegría, rabia, contrastes fantasía/realidad, desear/tener, deseos de uno mismo, de los padres, de los hermanos, etc. Crecer, morir, recuerdos, placer.

Se ríen, se callan, hablan todos a la vez, un niño se emociona, una niña llora”.

Tags: , , ,

No se permiten comentarios.